Traductor alemán

En nuestra web encontrará traductores de alemán que le podrán ayudar a comunicarse en cualquier idioma que necesite, especialmente en inglés, alemán y francés.

Los traductores de alemán pueden ayudarle con la traducción de textos técnicos, jurídicos, económicos, etc. al y del idioma extranjero que necesite, pero es importante que elija al profesional apropiado, nativo en el idioma al que se vaya a traducir el texto y, en caso de que el texto sea complicado, especializado en el tema en cuestión.

Un punto a tener en cuenta cuando planeamos traducir un texto al alemán es el tiempo de ejecución del trabajo, las cosas bien hechas siempre necesitan tiempo, pero seguramente en el caso de las traducciones el tiempo sea incluso más importante.
La buena traducción es cuestión de tiempo, un traductor malo no podrá hacer una buena traducción, pero uno bueno sí puede hacer una mala si no dispone de suficiente tiempo.
Calcule un mínimo de un día para traducir al o del alemán 2000 palabras y (muy importante) revisarlas también.

Si necesita un traductor de alemán, puede probar en la agencia de traducción Mondo Services.

Generalmente en España la traducción al alemán suele costar entre 8 y 20 céntimos por palabra, aproximadamente un 20% menos si contactamos directamente con un autónomo. Generalmente la traducción de lenguas más habituales (como el inglés y francés) y temas generales suele ser más barata, en cambio, cuando se trata de lenguas menos habituales o de temas muy especializados, las tarifas pueden subir bastante.
Como suele ocurrir en España, lo propio se valora mucho menos, por eso la traducción del alemán, que hacen generalmente nativos del idioma español, es más barata que la traducción al idioma extranjero que hacen nativos de otros idiomas (la diferencia suele ser de un 10 a 20%).

Cuando tengamos que demostrar que un texto dice lo que dice, seguramente tengamos que contratar los servicios de un traductor jurado de alemán. Para asegurarnos, lo mejor que podemos hacer es preguntar a la empresa o en el organismo público en el que tendremos que presentar nuestros documentos si el texto en alemán tendrá que estar jurado o si vale con una traducción normal. Si tenemos que mostrar los documentos fuera del país, seguramente tengamos que llevarlos al ministerio de asuntos exteriores o al consulado adecuado para que lo legalicen, quizás incluso tengamos que contactar con un traductor jurado alemán del país en el que nos piden los documentos.
La traducción jurada es más cara que la simple (también en este caso es más cara la traducción al idioma extranjero que al español).

Sea como sea, tanto si lo que traduce al alemán es su página web, como si se trata de un manual de instrucciones o de la documentación para presentar en un concurso, no olvide que de ese texto depende en gran parte que consiga alcanzar sus objetivos, que el texto forma parte de su producto, por lo tanto, asegúrese de que el traductor elegido es un profesional y va a hacer bien el trabajo.
Muchas empresas se fijan únicamente en el precio. Una diferencia de un 10 ó 30% ya puede hacer que se decanten por una agencia o profesional u otro para traducir su texto en alemán, pero tengan en cuenta, ese dinero no es nada, comparado con el dinero que se puede perder o dejar de ganar porque la página web no está bien traducida, el manual de instrucciones sea defectuoso o la presentación traducida no convenza.